La turmalina negra integra un grupo de minerales llamado grupo de los ciclosilicatos. Ya que no es un único tipo de mineral sino una familia de ellos.

El nombre turmalina procede de la palabra cingalesa «touramalli», que significa, «piedras de colores mezclados».

También se cree que su nombre puede proceder de la palabra cingalesa «turamali», que significa «piedra que atrae las cenizas».

Actualmente se reconocen cerca de 40 especies dentro de esta categoría, en muchos casos muy difíciles de distinguir entre ellas.

En la gemoterapia se utilizan principalmente la negra o chorlito y la sandía.

Aquí hablaremos de la turmalina negra que junto al cuarzo blanco son gemas de uso muy frecuente.

Significado de la turmalina negra

La turmalina chorlito es la  piedra de referencia para la limpieza, la protección y la transformación, tanto personal como de ambientes.

Absorbe las energías densas y las redirige hacia la tierra para ser purificadas.

 Sea cual sea la dolencia del cuerpo físico la turmalina lo regenera y equilibra a un nivel energético.

Turmalina negra.

Usos de la turmalina chorlito

La Turmalina negra tiene como principal uso la neutralizadora de energías ambientales negativas. Es un cristal protector.

Su propiedad más utilizada es la de absorber toda la energía negativa que generamos y la que viene de otras personas.

La turmalina negra canaliza la luz para defendernos de la oscuridad. Es una gema ideal para protegernos tanto a nosotros como a nuestros espacios. Es un escudo de nuestra energía positiva y nos protege de cualquier ataque psíquico, emocional y espiritual.

Debe lavarse con frecuencia y aveces según el caso cambiarla por otra sin uso.

Cómo se utiliza

Se debe colocar en los lugares donde uno más suele permanecer, también se puede llevar en la cartera.

Muchos la usan de manera de colgante al igual que a la amatista.

También se puede usar junto al cuarzo blanco y a la pirita.

Cómo se limpia

Al igual que casi todas las gemas se pueden limpiar mediante la famosa cama de sal marina, enterrando la turmalina, poniéndola en una corriente de agua, con humo de incienso o con agua marina.

Formación de la turmalina

Se forma principalmente en las pegmatitas a gran profundidad. Allí a muy altas temperaturas los líquidos magmáticos se mezclan y luego al ascender se enfrían y se cristalizan, formando así los cristales de turmalina.

Dónde se encuentra naturalmente

La turmalina se encuentra en pegmatitas graníticas pero también en rocas metamórficas como gneises que han sido alteradas en su composición por aguas hidrotermales con contenido en boratos.

La turmalina negra canaliza la luz para repeler o disolver oscuridades. Es una piedra ideal para proteger nuestro campo y el de nuestros espacios, es guardiana de nuestra energía luminosa, protege de cualquier ataque psíquico, emocional y espiritual.